Cuando ir, era regresar.

Cuando ir, era regresar.

17 diciembre, 2016 0 Por admin

Ya se que prometi subir las packing List, pero justo hoy me siento un poco sentimental y me apetece hablarles de algo más personal.
Justo regresando a casa, mi querida casa, mi país que defiendo con toda el alma y a su gente preciosa, pero justo dos días después de llegar me da por meterme en la zona comercial mas grande de Bogotá, la zona de la plaza España estas fechas suele estar repleta de gente, olores, habitantes de la calle, mercancía, autos y muchísima contaminación. Golpe fuerte luego de regresar de Madrid, que para mi juzgar es una ciudad bastante limpia y despejada.
El ambiente en el centro es duro, tienes que tener todos los sentidos bien atentos y sumarle ojos en tu espalda, si te descuidas, te pueden robar, claro que a mi nunca me ha pasado nada malo. Pero creo que lo peor es la contaminación, esta semana he notado que ni se notan nuestras queridas montañas, tanto auto, carritos de comida, basura y fabricas son las causantes de todo esto y que triste es verlo y olerlo.
Tampoco se siente la navidad, se acuerdan cuando éramos pequeños y la pasábamos en las novenas (una tradición que se hace a mediados de diciembre cada noche hasta el 24), o las fiestas decembrinas con los cañonazos bailables, la emoción de abrir los regalos, natillas, buñuelos, ver a los primos y quedarse despierto hasta tarde viendo la tele, irse de paseo de olla el 25 con toda la familia al río, la felicidad en todo su esplendor.
Regresé y siento que no es el diciembre que hubiera querido encontrarme…
y regresé por asuntos de papeleos, cosas que tenia planeadas hace meses y me dicen que tengo complicaciones y me da mucha tristeza por que no todo sale como lo he imaginado. Tenia un plan sabes…
Y LO PEOR DE TODO: EL CHOCORRAMO AHORA CUESTA 1400 PESOS.
Moni.