The Travel Beast

The best gift you could have given to her was a lifetime full of adventures.

Blog

La fundación "Monica viaja por el mundo"

No se rían, que no es broma, esa idea nació hace muchísimos años pero no fue sino hasta el año 2012 cuando mis padres se apiadaron (o se hartaron) de mi pidiéndoles que me ayudaran a salir del país, tenía unas ganas inmensas de ver con mis propios ojos esos documentales que pasaban por la tele o esas fotos de la National Geographic de lugares que parecían sacados de un libro de cuentos para niños. Tenía esas ganas inmensas de ver más allá de lo que vemos, de seguir los pasos de Pirry, etc. bueno, el resto es historia.
Aquí estoy, viviendo en Madrid, volviendo a Colombia en un mes y en dos meses cumpliendo uno de esos grandes sueños, esos sueños que como la palabra lo dice, no te crees que algún día los vas a poder cumplir, y esta vez aparte de agradecerle a mis padres, tengo que agradecer a la internet, que me distrae, me lleva a sitios donde no espero encontrarme, a blog de personas que te dan esas ideas, que te recomiendan, que te aconsejan y terminas envuelta en algo tan grande que no te lo crees, y claro, como no, a J, ese ser tan maravilloso que me tiene paciencia, que está conmigo en los días más luminosos y más oscuros, y el, que no le importa que estemos lejos por muchos meses con tal de que yo cumpla mis sueños.
Es que pensémoslo bien, ese almuerzo que tienes fuera, en el centro comercial, que te cuesta unos 10 dólares por mínimo, pues yo con esos 10 dólares duermo en un hostal en una nueva ciudad; o por 10 dólares desayuno, almuerzo y ceno al estilo mochilero, hasta, aunque no me lo creas eso paga parte de mi ticket hacia un nuevo lugar. No me crees verdad! Esto te lo digo para que no te quejes de que viajar es muy caro, o para las personas que creen que cuando viajo, lo hago como millonaria, también te lo cuento para que la próxima vez que me veas no me des cosas, o no gastes dinero en comidas ostentosas sabiendo lo que yo podría hacer con ese dinero.
Claro que Ahora no soy la misma viajera que fui en 2013 porque voy creciendo y uno se harta de los hostales y porque comer noodles 2 veces al día, pan y agua no basta, porque te vas volviendo más piqui y porque bueno, cuesta acostumbrarse a viajar así. Todo esto te lo cuento porque ando emotiva estos días, porque hace tres años estaba camino a Suiza, hace dos estaba en Rusia, hace 1 estaba en Colombia y hoy estoy en España, a veces no valoro esta vida tan linda que tengo, porque cuando uno se acostumbra al estilo de vida que lleva pues deja de sorprenderse, y a pesar de que estoy triste porque no pude viajar a un lugar nuevo para mi cumpleaños, pienso que al final, es solo un día y muchísimos más están por venir, llenos de aventuras y emociones.
Salud, por 26 años bien vividos, dándole la vuelta al mundo, con una familia increíble, amistades pocas, pero imprescindibles y con un novio fuera de este mundo.
Adiós 25, Vamos a ver que logramos este año
Moni.

Please follow and like us:

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *