The Travel Beast

The best gift you could have given to her was a lifetime full of adventures.

Blog

Mi Primer Interrail (Parte 1)

Ya que la semana pasada hablamos del pase de Interrail (Lee la entrada aquí Todo lo que hay que saber sobre el pase de Interrail) hoy me gustaría compartir con ustedes mi primera experiencia.
Quizá deba comenzar una semana antes de iniciar el viaje, llevaba meses planeando este viaje, horas leyendo otros blogs, noches y días soñando con todo lo que iba a ver, incluso ya había empacado a la viajera para su primera aventura, para los que no conocen a la viajera, ella, tan guapa:
1490767_10201357683325833_2114285634_o
Volviendo a lo importante llego el día, el 27 de julio del 2013, el viaje inicio en Linz, Austria, se suponía que debía tomar un tren directo a Venecia pero como todo lo que se planea no sale como lo esperamos, en mi caso por los retrasos de los trenes, tuve que tomar varios trenes y pasar una noche en San Cándido que si no fuera por los locales habría tenido que dormir en la calle esa noche. Pd: al parecer los mochileros no somos bien recibidos en hoteles cinco estrellas incluso si llevas dinero.
28 de Septiembre y días después he recorrido Venecia, Florencia, Roma y Milano, pero no me voy a poner a hablarles de lo hermoso que es Italia porque creo que eso todos ya lo hemos escuchado, solo diré, que lo que dicen de sus hombres, es muy cierto. Ellos tan galantes.
Luego de una semana durmiendo en trenes, campings y hostales, me acerco a una de las noches mas duras que he tenido, la idea era tomar un tren que me llevara de milano a Barcelona, el problema es que no había uno directo, así que decidí tomar varios trenes para llegar allí, a las 11 de la mañana mi tren se detuvo en un pueblo llamado Ventimiglia, dos horas después seguira mi recorrido, tuve la oportunidad de conocer Mónaco, Cannes y Niza, claro, solo por unas horas, y llego a Marsella a retirar dinero para pagar un hotel y no puedo. Mi tarjeta colapso, era jueves, y el banco me habilitaba la tarjeta hasta el lunes siguiente, así que seguí tomando trenes, hasta donde me llevaran, la ultima parada fue Cerberé, frontera Francesa-Española. Cuando planeaba quedarme dormida en una de las sillas de la estación del tren, un hombre me saca, y me enseña el camino para el centro, justo esa noche que debía dormir en la calle por necesidad, justo esa noche, se celebraba un festival en ese pequeño pueblo, bueno, iba a dormir acompañada, de borrachos. Fue una noche larga, ya llevaba un día sin comer, y amanecí con un vagabundo al lado. Por nada en el mundo volvería atrás y cambiaría las cosas, me encanta hablar de esto, de lo mal que lo pase y que lo volvería a repetir, para sentirme viva, como esa noche.
A la mañana siguiente seguí mi camino a Barcelona, allí seguía sin dinero, así que me fui al aeropuerto del Prat, y allí pase el fin de semana, durmiendo en su piso frió y comiendo papitas y agua, y que creen, SOBREVIVÍ. Llego el lunes y me fui a París….
Moni.

Please follow and like us:

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *