Por qué Japón se convirtió en mi país favorito?

Por qué Japón se convirtió en mi país favorito?

22 febrero, 2018 7 Por admin

Llevo días tratando de organizar mis ideas y contarte un poco de por qué nuestra luna de miel a Japón fue la mejor decisión que J y yo pudimos haber tomado, días previos al viaje no sentía lo que normalmente siento antes de un gran viaje, me sentía confundida, no sabia a donde iba a ir, habíamos leído un montón sombre Japón pero no tanto como para hacernos una idea de que esperar o como prepararnos.
Para los dos eran razones diferentes, J como científico busca la verdad, busca entender todo y el Budismo es una religión que puede que en cierta forma se acerque a lo que el busca (así el no sea budista). Por esta razón y por la tradición y la espiritualidad Japón era una buena idea, y yo, jmmm yo, yo viajo por el placer de viajar, por verlo todo, por aprender, por mi blog, por que es lo que me apasiona.
Llegamos un 2 de febrero a el aeropuerto internacional de Tokyo (NARITA) y de golpe nos recibieron los japoneses con una amabilidad que era difícil de creer (muchas sonrisas que parecían genuinas), sus indicaciones para llegar a nuestros destinos eran precisas, su puntualidad inigualable. Es un país muy organizado y prefecto para el viajero (eso si, si no hablas ingles me temo que tendrás muchos problemas en tu viaje).
La limpieza es otra cosa que te va a dejar sin palabras, no hay basuras en sus calles, si vimos mas de diez colillas de cigarrillo en todo el viaje es decirte mucho, los fumadores tienen zonas designadas para fumar y no molestar al resto de personas que no fumamos, es prohibido fumar y caminar al mismo tiempo, es prohibido fumar afuera pero en muchos bares puedes fumar dentro. No hay papeleras, puedes pasar horas sin encontrar un lugar donde tirar lo que lleves.  Y aun así, sin tener papeleras la gente no tira la basura en el piso, se la lleva consigo y la tira en sus casas.
Si me sentara a contarles todo lo diferente que es japón a mi patria COLOMBIA o a cualquier otro país que he visitado no termino nunca, pero esos 17 días en el país del sol naciente me bastaron para que barriera los demás países de mi lista, no digo que Japón sea el pais perfecto porque siento que deben aprender también de nosotros pero hablando generalmente es un pais soñado y en el que algún día me gustaría vivir excepto por su comida (ya les contare en otro post sobre eso).
El silencio es algo importante en Japón, al principio choca porque no entiendes y a tu mente le cuesta acostumbrarse pero una vez te acostumbras lo agradeces, tanto, que el día que volvimos a España nos molestó mucho el ruido, los gritos, que, claro son normales por la cultura pero que bonito es el silencio.
Japón es un enigma, imagina el futuro tomado de la mano con el pasado, imagina cruzar Shibuya (el paso de cebra mas transitado del mundo) y en la siguiente esquina encontrar un templo sagrado donde sientes una paz inexplicable.


 
El trato de las personas, la importancia de la limpieza, el respeto al prójimo, la innovación, la disciplina, la atención al detalle, y muchas mas razones que te hacen cuestionarte que estas haciendo mal?, como llegar a ser como ellos?, porque no son lideres del mundo?. No soy una persona que suele reflexionar sobre las cosas, pero como artista Japón me dio un golpe al presenciar porque son tan famosos en el manga y el anime o por su publicidad, hacen su trabajo bien, se enfocan en una cosa y no la terminan hasta que este perfecta, me siento mediocre comparada con ellos y entiendo porque no vivo del arte.
Vimos como hacían estos dulces entre 3/4 personas y el trabajo en equipo te da otro golpe, como se sincronizan, como no esperan que el otro haga mas , como todos se ayudan y no tienen que decirse nada porque saben como hacerlo, ya se que parezco exagerada pero de las cosas que hicimos con J, fue observarlos y así llegamos a muchas conclusiones.

 
Una de las cosas que mas extrañamos de Japón son sus baños y sus asientos en el transporte publico porque al parecer a los Nipones les gusta tener la retaguardia calentita y a donde vas a sentarte siempre estará esperándote caliente y reconfortante. Nunca me había sentido tan bien tratada como me sentí allí, solo lo entenderás cuando visites el país
Se que este post no tiene ni pies ni cabeza pero aun mi mente trata de agrupar ideas, pero es que también Japón es así, como te lo cuento, de repente estas rodeado de avisos de neón y olor a pescado y al siguiente día estas en medio de las montañas sintiendo una paz difícil de encontrar en otro lugar. J y yo estamos pensando en no se, tal vez, algún día vivir en Japón por unos meses y aprender de ellos.

Amigos míos, se que no es fácil pero algún día tienen que verlo y vivirlo. Viajen.
Moni, la viajera.